Cómo elegir un buen traductor

como-elegir-un-buen-traductor

 

Hay tres aspectos fundamentales que debemos plantearnos a la hora de decidir cómo elegir un buen traductor. La primera es que sea profesional, la segunda que esté especializado y la tercera que sea nativo, ya que una de las principales garantías es que una de las dos lenguas con las que esté trabajando sea su lengua materna.

El traductor o intérprete nativo conocerá el idioma y su cultura, y dominará expresiones con doble sentido, palabras con doble significado según el contexto, refranes, y todo tipo de frases hechas. También será importante que se ajuste al mensaje que se quiere transmitir, para lo que siempre será una buena señal que haga preguntas, ya que será esta una fehaciente muestra de que no quiere dejar ningún cabo suelto.

El traductor especializado

La especialización, sobre todo en algunos ámbitos como el profesional o el mundo de los negocios, también es otra de claves que nos guiará a la hora de decidir cómo elegir un buen traductor. Un texto técnico, legal o de ingeniería precisa de un traductor o intérprete que conozca a la perfección la terminología (a veces incluso intraducible, para lo que que tendrá que ser capaz de explicar el concepto en pocas palabras) del tema a tratar. Por no mencionar las traducciones médicas, en las que un error podría poner en peligro la vida de una persona en casos de servicios de interpretación no presencial, como los que prestan nuestros compañeros de Dualia a través de teletraducción. Estos profesionales están habituados a trabajar en casos extremos, incluso en situaciones como la que se describe en este post, en la que el interlocutor, presa de los nervios, no es capaz de expresarse correctamente.

Otra característica del buen traductor es que sea capaz de dominar los diferentes registros (coloquial, serio…) y que sea capaz de leer entre líneas. En definitiva, que sea buen comunicador y que sepa cómo utilizar el idioma con efectividad, en busca de lograr un efecto en el interlocutor.

Nuevas especialidades: traductor de web, traductor de subtítulos

Con los tiempos, surgen nuevas especialidades en las que el traductor deberá adquirir otros conocimientos además de los puramente idiomáticos. Nos referimos, por ejemplo, al traductor web. Éste deberá tener unos conocimientos de SEO y estar al tanto de qué palabras se escriben en el buscador con referencia a un tema en concreto, con el fin de posicionar correctamente la página en Google y el resto de buscadores. También deberá saber trabajar en la definición de los menús y submenús, adaptándose a espacios reducidos, donde aspectos como la economía de palabras y el saber dar en la diana a la hora de utilizar el término correcto son cruciales.

Otro ejemplo es el traductor de subtítulos. Éste profesional también deberá saber adaptarse a espacios reducidos, ya que deberá adaptar el texto al ritmo del hablante y trasladar, en pocos segundos, lo que dice el actor a otra lengua, antes de que se produzca el cambio de plano.

En definitiva, antes de contratar una agencia de traductores o intérpretes debemos informarnos y preguntar por las competencias, currículo y especialidades de los profesionales que trabajan en la empresa. Una buena opción, flexible y muy cómoda de utilizar en cualquier contexto, es contratar los servicios de teletraducción vía móvil u online de Byvox. Consulta disponibilidad de idiomas, modalidades de servicio, precios y características. Registro  gratuito, no realizarás ningún pago hasta que uses el servicio.

La foto es de Pixabay.

 

 

Si te apetece compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Etiquetado con: , , ,
Publicado en Novedades de Byvox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Twitter: byvox