El trabajo del traductor

el-trabajo-del-traductor

 

A la hora de describir el trabajo del traductor es significativo lo que dice la web universia.es cuando describe los estudios universitarios de Traducción e Interpretación, englobados en la familia de Artes y Humanidades:

pueden ser vistos como actores sociales que cuentan con las habilidades necesarias para resolver problemas de comunicación que los comunicadores no pueden tratar por cuestiones idiomáticas. Sin embargo, su ámbito de trabajo es totalmente distinto al de los profesionales de la comunicación. Por sus habilidades, pueden desempeñarse sin mayores problemas en organizaciones y empresas internacionales, en el mundo editorial y también como docentes de lenguas extranjeras.

Es, pues, el trabajo del traductor o intérprete el de un mediador intercultural que conecta dos culturas diferentes tendiendo puentes entre ambas. Sobre esta difícil profesión siempre pende la cruel máxima “Traduttore, traditore” que puede ser objeto de diferentes interpretaciones. Por un lado, la más obvia, se refiere a la falacia o traición que esconde una mala traducción. Pero, en una segunda lectura,  también puede hacer referencia a la imposibilidad que existe, en muchos casos, de hacer una traducción 100% fiel e, incluso, de lo traicionera que puede ser una traducción 100% literal que no hace una interpretación en profundidad del significado e intencionalidad real del texto.

Diferencia entre traductor e intérprete

Nos referimos como traductor a aquél que se encarga de trasladar textos escritos de un idioma a otro. Se supone que debe ser una persona amante de la lectura y de la escritura, probablemente de la literatura; lo que se conoce como una persona leída“. Su labor es muy compleja ya que, además de un profundo estudio del texto original, debe atender al contexto (histórico, artístico, social, político, científico, etc.) en que fue escrito o, incluso, a la biografía y/o bibliografía del autor, en el caso de que se trate de la traducción de un texto de autor.

El intérprete, por su parte, traslada de forma oral y consecutiva elocuciones de un idioma a otro. Precisa de gran agilidad mental porque tiene que hablar y escuchar casi al mismo tiempo; o mirar y descifrar los gestos, en el caso del intérprete de lenguaje de signos.

¿En qué ámbitos trabaja un intérprete?

Traductor jurado

Mención especial merece el traductor jurado, denominado también traductor público, traductor oficial, traductor certificado o perito traductor. Precisa de un título expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y traduce documentos oficiales o realiza interpretaciones juradas ante tribunales de justicia o distintas autoridades como ministerios o instituciones académicas. Las traducciones se convierten en traducciones juradas una vez han sido consignados el sello y la firma del traductor-intérprete jurado. El texto traducido se convierte, de este modo, en un documento oficial con la misma validez legal que el original.

Recursos del traductor

Finalmente, mencionaremos algunos de los recursos con que cuentan los traductores a la hora de realizar su trabajo:

  • Software de traducción: son recursos que trabajan sobre bases de datos (de términos o frases, por ejemplo) acelerando el proceso de traducción y ayudando a resolver dudas.
  • Comunidades y foros en línea: formadas, a menudo, por lingüísticas o profesionales de la traducción que se resuelven dudas unos a otros.
  • Diccionarios virtuales: la consulta suele ser más rápida si se trabaja desde un ordenador que en los diccionarios de papel.

 

Si te apetece compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Etiquetado con: , , ,
Publicado en Novedades de Byvox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Twitter: byvox