Marketing y tecnología

marketing_y_tecnologia

Big_Data_Prob. Foto de KamiPhuc. Flickr, Lic. CC.

Antes de analizar la relación entre marketing y tecnología, hagamos un poco de historia. El término marketing procede de principios del siglo XX y, según algunas fuentes, fue utilizado por primera vez en 1902 en la universidad de Michigan por el profesor E.D. Jones. El concepto, en toda la extensión como lo conocemos ahora, fue desarrollándose a partir de la década de 1970.

La primera etapa del capitalismo estaba orientada exclusivamente en la producción. Hacia los años 50, los empresarios comenzaron también a preocuparse por cómo vender aquello que producían y, dos décadas más tarde, se dieron cuenta de que dominando o tratando de conducir los deseos y necesidades de los consumidores el proceso de venta se facilitaba mucho.

El marketing no ha parado de crecer desde entonces y, en las últimas décadas, su nivel de evolución y sofistificación ha sido enorme, ya que se ha adaptado de forma paralela a los avances experimentados en otras disciplinas como la psicología, la sociología, o en la tecnología.

Con los últimos años del siglo XX, la irrupción del marketing digital ha supuesto, finalmente, la eliminación de casi todas las barreras que separaban el mercado del consumidor. Además, la progresiva digitalización de la sociedad, a nivel prácticamente global, ha facilitado la irrupción de multitud de herramientas y tácticas de venta que tratan de impulsarnos, en cualquier momento y lugar, y desde una cada vez mayor variedad de dispositivos, a la adquisición de los más variados servicios y productos de consumo.

Analicemos algunos ejemplos de avances tecnológicos y de otra índole que están revolucionando el marketing en los últimos años.

      • Neuromarketing: trata de descifrar y anticiparse a las decisiones de compra que tomamos de forma inconsciente. Se aplica, por ejemplo, en la compra online y, de modo más general, trata de establecer vínculos duraderos emocionales duraderos entre el consumidor y la marca.
      • Internet de las cosas:  funciona a través de tecnologías como NFC (Near Field Comunication). Se trata de una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia, que permite el intercambio de datos entre dispositivos. De forma instantánea, y sin ningún tipo de emparejamiento previo entre dispositivos, permite realizar control de accesos, identificación de usuarios, procesos de fidelización o pago con móvil. Su instantaneidad y ubicuidad facilita numerosas vías de interacción entre usuarios y productos.
      • Big Data: hace referencia al análisis de grandes cantidades de datos con el fin de obtener patrones que puedan convertirlos en información de valor. El marketing usa esta disciplina para, a través de herramientas de tracking, seguir el rastro que dejan los usuarios en su navegación por internet y convertirlos en información (por ejemplo, el interés por un determinado producto) que pueda ser utilizada por marcas o empresas en sus estrategias de venta.
      • Geolocalización: mediante la dirección IP los dispositivos móviles dan cuenta de donde nos encontramos en cada momento. De este modo, por ejemplo, los anunciantes pueden enviar un mensaje a nuestro móvil para ofrecernos en tiempo real un descuento en una tienda que se encuentra en las proximidades.
      • Realidad virtual: al ser cada vez más accesible, los usuarios podrán interactuar con las marcas y vivir experiencias cercanas a la realidad (ya existen, por ejemplo, escaparates que actúan a modo de probadores virtuales de ropa). El consumidor, en vez de recibir un mensaje de venta a través de un anuncio, recibirá la invitación a vivir una experiencia. La realidad aumentada, a su vez, combina elementos reales con virtuales a través de dispositivos electrónicos, pero en términos de finalidad, ambas vienen a ser similares.

 

 

Si te apetece compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en Novedades de Byvox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Twitter: byvox